cuando estornudan arboles sexylittleideas
o Tu Responsabilidad Social Agotadora Hacia Todos y Porqué las Personas que Construyen Casas de Arbol son Más Felices


1. No tienes ninguna responsabilidad social hacia los árboles.
No tienes que preocupar por lo que piensan o saludarlos cuando los pasas. Cuando estornudan los arboles en un bosque, nadie dice, ‘Salud.’ Puedes estar desnudo en la presencia de los árboles o estar enojado o estar high. Puedes ser tu en la presencia de un árbol – sin frentes sin pretender sin máscaras. No personalizas tu presentación, higiene, ropa, personalidad, sexualidad, expresión facial, voz, hábitos cuando un árbol se encuentra cercano. No te importa cómo los árboles te miran.


2. No se puede tratar a las personas como árboles.
Se considera de mala educación ‘tratar a las personas como si no existieran.’ Esto significa alterar ligeramente constantemente a tí mismo debido a nada más que la presencia de otra persona. Tienes que estar constantemente sonriendoles, juzgando si son lo suficientemente débil/enfermo/mayor/frágil para merecer tu asiento o tu cuidado, censurandote a ti mismo de diversas maneras para satisfacer sus temperamentos. Su existencia hace que actúes/hueles/hables/seas diferente de una manera que la existencia de un árbol no lo haría.


3. Hay demasiadas personas como para tener una responsabilidad social realista hacia todas.
No se puede adaptar a ti mismo para satisfacer los gustos de siete mil millones de personas. Ya sea que quieras o no, si tienes habilidades sociales sorprendentes o no, si te ves bien desde la mayoría de los ángulos o no, simplemente no tienes 7,000,000,000 sonrisas en ti.
Es imposible asegurar que siete mil millones de personas consiguen un asiento. Es imposible verte bien desde siete mil millones de ángulos. E incluso si nunca dijiste o hiciste nada, alguien todavía estaría decepcionado contigo por ello. El mundo es demasiado grande como para dar a cada uno la cantidad correcta de consideración social y respeto que requieren. Incluso el promedio de 80,000 personas con las cuales interactuarás en tu vida sigue siendo un numero demasiado grande para hacerlo correctamente.


4. Hay que tratar a algunas personas como árboles.
No hay manera de evitarlo. Cuanta más personas hay y cuanta más te llegas a conocer, más tendrás que tratar como árboles. Simplemente no hay manera para que tu mente procesa todas las interacciones socialmente-aceptables necesarias para cumplir con todas tus responsabilidades sociales hacia todo ser humano que jamás se cruce en tu camino. Sudarás, reirás demasiado fuerte, eructarás, actuarás como tu estereotipo cultural negativo, tu pelo estará fuera de lugar, dejarás comida en tu barba, tu ropa no combinará. En algún momento de tu vida el peso de tu responsabilidad social se te ocurrirá, y a pesar de tus mejores esfuerzos, las grietas en tu barniz social comenzarán a mostrarse.


5. Se tú mismo.
Esos árboles también están tratandote como un árbol. A partir de ahora sólo hay tu y tus amigos en una selva. Construye una casa de árbol, y no dudes en vivir en ella como Tú, edición 1.0. Serás más feliz.