dancing vs sex sexylittleideas
o El Sexo Es un Baile, pero el Baile no Es un Sexo


Algunas personas piensan que Buen Bailador = Buen Sexo. Yo creo que sólo hay una relación frágil, superficial entre el baile y el sexo, que rara vez se traduce en una verdadera correlación en el mundo real. Es posible ser bueno ambos para el baile y el sexo, así como es posible ser bueno para el boliche y coleccionar estampillas, pero tienen poco que ver entre sí. He aquí por qué.


El baile es un ritmo.
Un ritmo continuo, sin parar, siguiendo un beat constante. Dentro de la canción, los movimientos pueden cambiar; el tempo y los acentos rara vez cambian.

El sexo no es un ritmo. El sexo es ritmos.
El sexo es ritmos que cambian continuamente, que son biológicamente sensibles, que se rompen y se chocan y se aceleran y se desaceleran y sobre todo se adaptan a los estados de ánimo de una manera que el baile nunca podía.


El baile se trata de cómo te ves, no cómo te sientes.
Los mejores bailarines no son los que se sienten geniales con sí mismos, pero los que se ajustan a una estricta norma objetiva de cómo debería aparecer un cierto baile. Los blancos y los Asiáticos son generalmente marginados cuando bailan, no porque se sienten menos geniales, pero porque se ven menos geniales (más torpes).

El sexo no se trata de cómo te ves. El sexo se trata de cómo te sientes.
Algunos de los encuentros sexuales que se sienten mejores pueden parecer a algo no muy diferente de un pozo de serpientes deslizándose viscosamente en una bola retorcida y terrorífica de baba y escalas. O como una piara de cerdos arraigando en sus comederos para llegar al último trozo de desperdicios. O como un pozo de serpientes tragandose a una piara de cerdos enteros. El sexo descarta a las apariencias en busca de los sentimientos de una manera que el baile nunca podía entender.


Baile que se ve bien es real.
Baile que se ve bien suele ser un indicador de una intensa conexión emocional/psicológica entre la pareja.

El sexo que se ve bien – y tórrido y picante y listo para las camaras – es generalmente falso.
Los indicadores de una intensa conexión emocional/psicológica entre parejas sexuales no tienen nada que ver con la observación de cómo se ven juntos. La conexión sexual puede ser intangible para cualquier otro menos las dos (o más) personas involucradas y puede ser casi indetectable al mundo exterior. Sólo ustedes dos pueden decir a ciencia cierta exactamente que tan profundamente conectados son. El sexo encuentra la esencia de su conexión menos en movimientos practicados, realizados-robóticamente-a-la-perfección-sincronizada y más en el flujo organico de una conexión actual.


El porno, por otro lado, no se trata de cómo te sientes.
La pornografía si se trata de cómo te ves. Podía ser que los buenos bailadores no son necesariamente muy buenos en la cama, pero hacen excelentes estrellas de porno.


PD: Para el fin de este artículo, no hay que confundir el baile con el rumbeo. Baile implica pasos y sistemas y coreografías y espectáculos. El rumbeo sólo involucra una música para interpretar con tu cuerpo de la manera que mejor se siente. Y también, de vez en cuando, puede que involucra el alcohol. Rumbear no es bailar, para nada. Pero rumbear si tiene mucho que ver con el sexo.